Un informe elaborado por un comité de expertos lo avala.

En concreto, y tras analizar las evidencias científicas sobre radiofrecuencia y salud, los expertos responsables del trabajo han concluido que, hasta la fecha, los niveles habituales de exposición de la población a las radiofrecuencias no ponen en riesgo la salud. Además, la revisión de estudios epidemiológicos de cohortes y caso-control sobre la relación entre el uso del teléfono móvil y los tumores cerebrales “sigue confirmando” que no aumenta las probabilidades de padecerlos.

No hay duda. La exposición a las radiofrecuencias no aumenta el riesgo de padecer cáncer, eso es lo que recoge el Informe sobre Radiofrecuencias y Salud 2016-2019, elaborado por el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS) y en el que se ha analizado la evidencia científica disponible hasta la fecha sobre este aspecto.

Asimismo, la decana-presidenta del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT), Marta Balenciaga, ha destacado que el trabajo se ha realizado por expertos independientes y ha llamado a las autoridades a poner “todos los medios necesarios” para abrir un horizonte de divulgación de información veraz y rigurosa.

Fuente: termina_enlaceNius

fin_enlace

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *